Actualidad Anapoima Apulo BiciTour Bojacá Covid 19 Cundinamarques Funza Girardot La Mesa Mosquera Municipios Noticias Opinión Ricaurte Tocaima

BiciTour: Por el Alto Magdalena

Written by cundinamarques

Por: David Coronado
Líder de BiciTour

12 de agosto, 4:30 AM, “Strava y Relieve listos?… A darle” … nuestra primera etapa de 4 días de entrenamiento sería Funza – Tocaima, 95 km con casi 900 metros de desnivel positivo, aunque la mayoría del trayecto es descenso; pasamos por Mosquera, La Mesa, Tena, Anapoima y Apulo antes de llegar a nuestro sede de entrenamientos; coronamos sobre las 7:30 AM a Tocaima, el sol empezaba a castigar a pesar de que el día apenas empezaba, sin embargo nosotros solo debíamos hacer un mercado para nuestro viaje y descansar para nuestro siguiente día de entreno que sería hasta el municipio de Ricaurte a 32 km de Tocaima y 130 km de Bogotá.

Y así fue, 5:00 AM iniciamos la ruta, bastante bella por cierto, con muchos “falsos planos” y uno que otro repecho con buen nivel de inclinación; a penas estábamos entrando en ritmo sobre nuestras bicicletas y llegó el primer pinchazo del día, por mi cuenta, afortunadamente llevábamos repuesto y no fue mayor problema, seguimos rodando hacia Agua de Dios, allí visitamos la alcaldía y seguimos nuestro rumbo a Ricaurte.. pero faltando 5 km nos volvimos a pinchar, esta vez Liz, ¿el problema? ya no había repuesto y la manguera había quedado muy pellizcada (sugerencia usen corazas 700*25 o 700*28 en bicicletas de ruta).

Me adelanté para buscar un nuevo neumático y cuando regresé a donde Liz, ya la estaba ayudando una pareja de ciclistas de Girardot, así que pudimos ir de nuevo a Ricaurte, tomar unas fotos y regresar antes de que el sol nos desgastara, pues iban a ser las 8:00 AM y la temperatura estaba sobre los 30º y aun faltaban 35 km de regreso, por lo que decidimos emprender una crono de regreso a Tocaima, sudando, exigiendo un poco las piernas en los repechos que encontrábamos, logramos la misión y llegamos a las 9:00AM, desayunamos y nos dedicamos a descansar para nuestro tercer día.

Rin, rin, riiiin 5:00 AM, huevo tibio, tinto frío y a pedalear, esta vez hacia Jerusalén, un pequeño municipio ubicado a tan solo 18 km de Tocaima pero con un puerto de montaña en medio que asciende de los 300 m.s.n.m hasta poco más de los 650 m.s.n.m, atravesando el alto encontramos una hermosa vista de las montañas de la Cordillera Central del país. Llegamos a Jerusalén y al igual que en los otros municipios (por la cuarentena) solo tomamos unas fotos, entregamos el Cundinamarqués en las alcaldías y a sus habitantes y regresamos a casa, sobre las 8:00 AM, siendo nuestro penúltimo entrenamiento, con solo 35 Km y 670 metros de desnivel positivo, pues la última etapa de nuestro viaje y entrenamientos nos pedía guardar energías…

A las 3:14 AM día 4, sonaron las alarmas preparamos 2 huevos tibios para cada uno y un chocolate sin leche, Tocaima – Funza, de regreso a casa, 95 Km con un desnivel positivo de 3.000 metros, pasando por todos los mismos municipios que hicimos bajando desde Mosquera, la tarea estaba planeada para durar cerca de 6 horas y 30 minutos, pues Liz aún estaba en planes de recuperación por su lesión, el ritmo debía ser de 12km/h durante los ascensos, aprovechando la velocidad que brindara cada descenso y regulando durante los falsos planos, (nunca hubo una calle plana de regreso) así amanecimos pedaleando mientras cantaban los gallos de Tocaima y Apulo, sudando cuando apenas asomaba el sol en Anapoima y La Mesa, en donde teníamos pensado estar a las 7 AM para hacer nuestro primer descanso y dónde hidratamos y comimos para el final de nuestro recorrido, los últimos 38 Km del día, Liz empezaba a morderse la lengua en los rampas más fuertes, pero mantenía su cabeza puesta en seguir mi rueda y en qué ya faltaba poco, en puerto Araujo empezamos a sentir el cambio térmico a pesar de que estábamos sudando, el agua se había acabado y debíamos hacer nuestro último «pare», hidratante y bocadillos, «piñón grande y plato pequeño», «siga pedaleando que ya casi», entre suspiros, quejas y mucho esfuerzo llegamos a Mondoñedo, después de solo 6 horas lo que nos tenía contentos y más que satisfechos, pues estaríamos en casa 15 min antes de lo planeado y sin ninguna complicación, en Mosquera luego de descender Mondoñedo, tomamos un recuperante y llegamos a casa, con un total de 6:17:52, agradecidos y muy agotados tomamos una sopita que preparó mi mamá y a dormir 🥵😅

About the author

cundinamarques